Publicado el en la categoría Desde mi rebotica

HIGIENE y SALUD BUCAL DENTAL I: algunos conceptos básicos

farmacia brata

La salud bucal y dental y la salud general son conceptos inseparables: no se puede estar sano sin una buena salud e higiene de la boca.

Hablamos de salud bucal y dental cuando una persona puede hablar, comer y socializarse sin incomodidad ni vergüenza, y no sufre dolor bucal ni facial, no tiene llagas, ni caries, y presenta encías sanas y salivación correcta, que son algunas de las consultas más frecuentes en la Farmacia.

  • Importancia de la boca y su cuidado

La boca es la principal puerta de entrada a nuestro organismo, a través de la cual ingerimos el alimento y emitimos sonidos para comunicarnos.

Nuestra boca es parte fundamental de estos procesos:

  • La digestión: ya que se inicia con la masticación y la salivación. Así, problemas con dientes y saliva podrían ocasionar deficiencias nutricionales
  • El habla : la falta o mala posición de los dientes y la lengua pueden provocar dificultad para emitir sonido y pronunciación correcta de las palabras.
  • La respiración: el aire se exhala y se inhala a través de la boca y la nariz. Por eso, los demás perciben nuestro mal aliento que en el 95% de casos se debe a problemas bucales

Además, es claramente importante el componente estético de la boca, como parte de la expresión facial.

Farmacia online

  • Anatomía de la cavidad bucal

Como componentes de la boca, encontramos básicamente estas estructuras:

  • los labios
  • los dientes, que tienen tres partes:  Corona o parte visible ( la capa exterior es el esmalte, rico en minerales), Cuello o zona donde la encía se une al diente y la Raíz, no visible, dentro del hueso.
  • los huesos maxilares, que en ellos están anclados los dientes
  • el paladar, que también es de hueso
  • la lengua, encías y resto de partes blandas que están recubiertas por mucosas.
  • la saliva, que baña todo el conjunto, con efecto protector y mecánico.
  • la PLACA BACTERIANA O DENTAL: es una especie de película formada por bacterias que viven en la boca,  y por  sustancias de deshecho que provienen de estas bacterias, de la dieta y de la saliva. Recubre el interior de la boca y se adhiere firmemente a dientes y encías

bucodental

 

  • Principales problemas de la boca:

Algunas de las enfermedades más comunes que afectan a la boca,  se relacionan con:

* los dientes: caries ( desmineralización de las piezas) y sensibilidad dental excesiva

* los tejidos de soporte del diente o encías: gingivitis (inflamación y sangrado de encías) y periodontitis (afectación del hueso y tejido de encías)

Es fundamental y deseable trabajar sobre la PREVENCIÓN para evitar estos problemas y muchos otros que trataremos mas detalladamente en otras ocasiones.

Farmacia online

 

  • FACTORES de RIESGO para las enfermedades  bucodentales : ¡EVITARLOS!

El conjunto de elementos que forma la cavidad bucal debe mantenerse equilibrado, para estar sano. Cuando se desequilibra, aparecen las distintas enfermedades bucodentales.

Es muy fácil seguir algunas medidas básicas para prevenirlas y evitar la aparición de problemas mayores, que requieran otros tratamientos.

  • ALIMENTACIÓN ADECUADA y limitar el consumo de azúcares directos  y bebidas ácidas azucaradas sin higiene posterior

  • EVITAR CONSUMO EXCESIVO DE ALCOHOL.

  • NO FUMAR

 

  • LLEVAR ADECUADA HIGIENE BUCAL

El alcohol, el tabaco y la dieta inadecuada provocan ataques ácidos, que al ser repetidos ya no pueden ser detenidos naturalmente por la saliva. Al combinarse con un mal hábito higiénico que no controla la placa bacteriana, desencadenan el proceso de la enfermedad bucodental.

farmacia_online

  • Normas generales para llevar en casa una adecuada higiene bucal

Vamos a centrarnos en las técnicas básicas de higiene para prevenir enfermedades bucodentales. Las tres claves en higiene bucal son:

  1. CONTROLAR la PLACA BACTERIANA O DENTAL: esta película o biofilm no se va con agua o con un simple enjuague. Con el tiempo si la placa no se retira, se convierte en sarro, que se irá engrosando, y será necesario acudir al dentista para eliminarlo. Se consigue con cepillado escrupuloso y correcto, uso de seda o hilo dental, y uso de cepillos interdentales.

  2. Asegurar el aporte de flúor: se consigue tomando aguas fluoradas (agua de consumo habitual), uso de pasta dental fluorada y adecuada a cada edad y uso de enjuagues o colutorios

  3. Visitar al dentista periódicamente o con frecuencia cuando hay patología.

RECUERDA: ¡CEPILLA,ENJUAGA…Y SONRÍE!

 

Te recomendamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>