Publicado el en la categoría Cremas solares

TIPOS DE QUEMADURAS Y CÓMO TRATARLAS

quemaduras-solar

Una quemadura es una herida en la piel causada por un exceso de calor de contacto directo, como por ejemplo, fuego, líquido hirviendo, hornos, sustancias químicas y radiación solar.

Las quemaduras se dividen en tres tipos, según si la lesión penetra más o menos en la piel.

QUEMADURAS DE PRIMER GRADO:

Suelen ser las más superficiales, en la primera capa de la piel, la epidermis. Como consecuencia causa dolor y enrojecimiento en la piel, no suele salir ampollas. Un claro ejemplo sería una quemadura solar leve. Para tratar este tipo de quemaduras basta con sumergir  la parte afectada en agua mínimo 20 minutos.

Aplicar algún tipo de crema regeneradora y calmante en la zona afectada, normalmente en un par de días desaparecen los síntomas.

Si la quemadura de primer grado se encuentra en zonas muy sensibles del cuerpo como cara, manos, ingles y axilas se recomienda acudir al médico para valoración facultativa.

QUEMADURAS DE SEGUNDO GRADO

Este tipo de quemaduras son más profundas, llegan a la segunda capa de la piel, la dermis, causan dolor e inflamación en la zona afectada, y aparecen ampollas que no hay que romper ni pinchar para evitar riesgos de infección.

A este tipo de quemadura hay que prestarle más atención, también como en quemaduras de primer grado hay que mojar la zona durante un tiempo en agua, posteriormente aplicar una crema específica para quemaduras, se aplicará vendajes solo cuando los factores externos lo requieran, para proteger la quemadura.

Las quemaduras de segundo grado cicatrizan en unos 20 días, después puede aplicar un producto cicatrizante y reparador para evitar la marca oscura de la quemadura.

Un ejemplo claro de quemadura de segundo grado sería quemaduras domésticas, plancha, horno…

QUEMADURAS DE TERCER GRADO

Por supuesto este tipo de quemaduras son de asistencia médica urgente, la epidermis y la  dermis está dañada totalmente, hasta el tejido subcutáneo.

La piel queda carbonizada y muy inflamada, en este caso la quemadura no es dolorosa ya que la afección ha acabado con las terminaciones nerviosas y no existe sensibilidad en la zona.

Como tratamiento principal se suele recurrir a injertos.

QUEMADURAS DE CUARTO GRADO

Estas quemaduras afectan al músculo, tendones, ligamentos y hueso. Estas quemaduras son muy peligrosas, hasta el punto de poner en riesgo la vida.

 

Te recomendamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>